martes, 12 de noviembre de 2013

UNA CENTÉSIMA DE SEGUNDO EN UN CHOQUE A 50 Km. POR HORA

Centésima de segundo
Esto es lo que ocurre en una centésima de segundo en un accidente de tráfico a 50 Km y no se llevan colocados los cinturones de seguridad.
0.002 segundos. Sólo se ha deformado el paragolpes. El bastidor está intacto y la velocidad del coche prácticamente permanece igual. 
0.005 segundos. El bastidor ya ha chocado contra el objeto, lo que disminuye mucho la velocidad y, por tanto, aumenta la deceleración del coche.
0.020 segundos. El cinturón comienza a retener el cuerpo de los pasajeros, que hasta ese momento prácticamente seguían a 50 Km/h.
0.030 segundos. Se dispara el airbag. Aumenta la deceleración del cuerpo a causa de la acción de retención del cinturón, pero la cabeza mantiene la velocidad de inercia. 
0.040 segundos. Si el conductor no hubiera llevado el cinturón de seguridad, su cabeza habría impactado contra el volante o estaría a punto de hacerlo contra la luna delantera.
0.050 segundos. La velocidad del coche en ese momento es de 35 km/h. La estructura deformable se ha comprimido 440 mm. El cinturón llega a su máxima extensión. 
0.070 segundos. El coche se ha detenido. La estructura deformable ha retrocedido 620 mm para absorber la energía liberada por el impacto. 
0.080 segundos. Si el conductor lleva el cinturón de seguridad, la cabeza choca ahora contra el airbag y comunica su energía cinética a la masa de gas que hay dentro de él. 
0.090 segundos. Si el acompañante tuviera airbag, su cabeza se apoyaría en él. El conductor retrocede y se detiene contra el reposacabezas. 
0.100 segundos. Los acompañantes son empujados hacia atrás.