martes, 17 de diciembre de 2013

LLEGA LA NAVIDAD


Las vacaciones navideñas son un periodo en que se realizan numerosos desplazamientos en coche y la circulación aumenta. Los accidentes de tráfico se incrementan durante la época de Navidad, así como el día de Año Nuevo; y muchos de estos siniestros podrían evitarse con tan solo tomar ciertas medidas. Está en las manos de todos los usuarios de la vía, ya sea como peatón, conductor o pasajero, contribuir a la evitación de los mismos.
La Navidad es una época de comidas copiosas, con largas sobremesas y donde el vino, el cava o champán y demás bebidas alcohólicas están presentes. Beber con moderación es muy importante, pero no conducir habiendo bebido todavía lo es más.
No porque la distancia a recorrer sea poca podemos tomarnos el hecho de conducir a la ligera. En muchas ocasiones, el conductor se confía demasiado y se producen accidentes de tráfico que se podrían haber evitado. Será fundamental poner mayor cuidado en los trayectos cortos y nocturnos. 
Otro hecho que deberás tener muy presente para evitar así accidentes de tráfico en Navidad y Año Nuevo serán las inclemencias meteorológicas y sus efectos adversos. Es por esto que deberás consultar el parte meteorológico, así como extremar la precaución y tomar las medidas de seguridad necesarias. 
Según la zona donde vivas, puedes encontrarte con importantes lluvias o, peor todavía, con una inesperada nevada.
Desde la Escuela de Educación Vial de la Policía Local de San Sebastián de los Reyes a- provechamos para desearos Feliz Navidad y nos vemos (leemos) el año que viene.