martes, 25 de febrero de 2014

EL AUTOBÚS PEDRESTRE Y LA EDUCACIÓN VIAL

Autobus
El autobús pedestre puede representar una alternativa al transporte de los escolares a los colegios en coche. En el autobús pedestre, grupos de niños van y vuelven andando desde el colegio bajo la supervisión de un “conductor” y un “cobrador” que son habitualmente padres voluntarios. El autobús pedestre puede promocionarse y llevarse a cabo como parte del plan de desplazamiento al colegio, o como una alternativa de desplazamiento.
Para promocionar el autobús pedestre, se celebran eventos en los colegios, en los que se demuestra el funcionamiento. De esta forma se introduce a los niños en la participación en este modo nuevo y divertido de ir al colegio.
Otra forma de difusión de este tipo de iniciativas es mediante la entrega de folletos informativos en los que se explican el plan a los padres y se les invita a tomar parte como “Conductores” y “Cobradores”. Esto da conciencia de los autobuses pedestres entre alumnos y padres.
Para poner en marcha una iniciativa de las características del “Autobús Pedestre” es recomendable llevar a cabo los siguientes pasos:
  • Recibir orientación del director del colegio y de la administración local.
  • Demostrar cómo funciona el autobús pedestre durante una reunión escolar y promocionarlo con material gráfico.
  • Explicar la idea con la presencia de los niños para ver si les gustaría ir caminando al colegio con sus amigos cada mañana.
  • Encontrar un grupo de padres que se interesen por la iniciativa. El éxito de la misma radica contar con un coordinador y un grupo de voluntarios para compartir la “conducción” y el “cobro”.
  • Idear una ruta que se adapte a todos los “pasajeros” del autobús, y llevar a cabo una valoración de riesgos junto con la policía local.
  • Mantener la motivación de los padres y de los alumnos (premios por asistencia regular).