martes, 1 de abril de 2014

LA BICICLETA IDEAL PARA LA CIUDAD Y SUS ACCESORIOS (I)

Cuando hablamos de movilidad ciclista, parece que cualquier tipo de bici nos sirve para circular por la ciudad. Sin embargo, al igual que un repartidor de pizza nunca utilizaría un 4×4 para su trabajo, la bicicleta que usemos para desplazarnos por la ciudad debe adaptarse a ella, no todas sirven si la vamos a utilizar como vehículo habitual en nuestros desplazamientos.

Si no tienes bici, este post intentara ayudarte a elegir la más apropiada. Si ya la tienes, en el próximo post te proponemos mejorarla con unos pocos cambios y así hacerla más segura para la ciudad.

Que tipos de bicicleta son validos para la ciudad.
Bicicleta urbana. 

Urbana / City bike Evolucionadas del modelo de “bici holandesa”, son muy visibles por el resto de vehículos, corren más que suficiente y suelen incluir todos los accesorios necesarios. Su manillar curvo permite una postura erguida y cómoda, y nos permite ver mejor. Asegúrate de que tengan desarrollos ya que algunos modelos no tienen marchas; y aunque las cuestas de Madrid sean un prejuicio, también hay que subirlas. 


Bicicleta plegable 

Plegable / Folding. Las bicis urbanas son aparatosas e incómodas para combinarlas con el transporte público o guardarlas en casa. Las plegables no tienen este problema, pues caben en un rincón y puedes entrar con ellas en metro, tren o incluso autobús en cualquier hora del día. Su forma de conducir es ligeramente distinta, y hay que acostumbrarse a ellas en unos días. No corren menos que otras bicis, ya que sus desarrollos son diferentes.

Bicicleta híbrida 

Híbridas. Una buena alternativa si quieres una bici para circular tanto por ciudad como fuera de ella. Las bicis híbridas mantienen las características de las bicis urbanas, pero son aptas para circular por vías no asfaltadas, y para trayectos más largos. 



¿Que bicicletas no valen?

Bicicletas de Carretera. 


Son bicicletas hechas para correr, no para circular. Son muy poco robustas y tienen cubiertas muy finas; una reja de alcantarilla, un mal bache o un firme mojado pueden hacernos caer. No obstante, muchos ciclistas experimentados optan por estas bicis para ir por ciudad, ya que con experiencia resultan más veloces. Si no es tu caso, te recomendamos los modelos anteriores para el ciclismo urbano.


Montaña / BTT / MTB. 


Se ven a menudo, porque son las más baratas, fáciles de comprar, las que se regalan en reyes… pero como su nombre indica, son para ir por caminos de tierra y campo a través. Carecen de los accesorios mínimos, y sus ruedas anchas y con tacos nos frenan sobre asfalto, así como la amortiguación, obligándonos a esforzarnos más. Muchos conductores noveles las utilizan para empezar y acaban desistiendo, ignorando que con una bici más adecuada se circula con menos esfuerzo.

En ambos casos, la clave está en las ruedas. Si prefieres no comprar una bici nueva, te recomendamos que cambies las cubiertas por otras más anchas con dibujo (en bici de carretera) o por cubiertas más finas sin taco en el caso de las BTT. Además, accesorios como los cierres rápidos o los pedales automáticos son contraproducentes con el ciclismo urbano.