martes, 8 de abril de 2014

VESTIRNOS PARA LA SEGURIDAD

Vestuario ciclista
Si está pensando en cambiar el coche por la bici para sus desplazamientos diarios, –o si lo ha hecho ya–, su seguridad también está en una equipación adecuada, para usted y para su vehículo.
Respecto a la indumentaria, un buen casco es siempre una protección muy recomendable en ciudad –obligatorio en carretera– para atenuar daños en la cabeza si hubiera una caída. La variedad de modelos disponible según su estructura y resistencia es enorme.
Otra forma de protección sobre dos ruedas es hacerse visible siempre con elementos reflectantes que, situados en prendas de vestir, brazaletes, clips sujeta-pantalón y pedales, "rebotan" la luz de los faros y marcan la situación del ciclista en vías poco iluminadas.
Además, en el mercado hay variedad de prendas para según qué tiempo (chalecos, chaquetas chubasqueros, pantalones...), especialmente diseñadas para el ciclista, en tejidos reflectantes, impermeables, transpirables y flexibles que cubren y protegen la ropa de diario del polvo, el barro o la lluvia. "La equipación varía según el uso que dé a la bicicleta. Para el ciclista urbano, un equipo completo incluye un casco, una chaqueta impermeable, un cubrepantalón amplio y un cubrezapatos. Debe imperar la comodidad”.
Y por supuesto, es básico el cuidado del vehículo: una bicicleta con un buen mantenimiento, equipada con reflectantes delanteros, traseros, timbre y luces marca la diferencia. "Luces, reflectantes –sobre todo los inferiores, los primeros que ven los conductores– y neumáticos son elementos de seguridad fundamentales. Además es conveniente revisar periódicamente la tensión de los cables de freno y del cambio y el estado del dibujo en los neumáticos. La equipación de la bicicleta es muy importante, incluso más que la del ciclista.
Fuente Revista Trafico D.G.T