jueves, 8 de mayo de 2014

SISTEMAS DE RETENCIÓN INFANTIL

Sistemas de retención infantil
Los sistemas de retención infantil, en cada una de sus diferentes modalidades (capazo, silla con arnés, elevador con respaldo o alzador) son la mejor protección que puede llevar un pequeño cuando circulan a bordo de un vehículo, y además, está exigido por ley.
Según la estatura y el peso del niño, cada sistema permite adaptar las necesidades que, por la envergadura de los niños, se adaptan mejor para garantizar la seguridad en caso de incidente.
Junto a la norma que en España obliga disponer de estos dispositivos cuando transportamos niños, las evidencias científicas han demostrado que los sistemas de retención infantil reducen las lesiones provocadas por accidentes de tráfico. Su uso, y la correcta colocación, son la mejor garantía de protección hacia nuestros hijos.
Los sistemas de retención infantil son la mejor protección que podemos ofrecer a los niños cuando viajan en un vehículo. Su uso reduce un 75% las lesiones en caso de siniestro, evitando su impacto contra otros ocupantes y elementos del vehículo. Por este motivo, es de vital importancia proteger a nuestros hijos con un sistema de retención hasta que tenga 12 años o 1,50 metros de estatura, y comprobar su correcta colocación. Un sistema de retención de calidad, bien anclado y con el niño correctamente sujeto mejora eficazmente los resultados en caso de frenazo brusco o impacto.
Sistemas de seguridad que incorpora una silla infantil
Cinturón de seguridad
El cinturón de seguridad del coche cumple dos funciones:
  • Sujetar la sillita infantil. La silla va anclada al asiento del vehículo mediante el cinturón de seguridad.
  • Proteger al niño. El cinturón del coche también protege al niño cuando pasa a los grupos de sillas 2 y 3, que va desde los 15 kilos hasta los 36 kilos de peso.
Sistema ISOFIX
El sistema ISOFIX consiste en un sistema de anclaje de la silla al vehículo, compuesto por tres puntos de sujeción o apoyo: dos situados en el respaldo del asiento trasero, y un tercer punto de anclaje en la parte trasera del asiento (llamado Top Tether) o mediante una pata de apoyo que va de la silla al suelo del vehículo.
Arneses de sujeción
Los arneses de sujeción (unos tirantes incorporados a la sillita) sirven para sujetar al niño al sistema de retención. Estos dispositivos, presentes en los grupos 0, 0+ y I (de recién nacidos hasta los 18 kilos de peso) deben colocarse sin holgura, y vigilar que el niño no saque los brazos de los arneses, ya que aumentaría el riesgo de lesiones.
Cojín de seguridad
Innovador sistema de protección para niños del grupo I que elimina los arneses de sujeción, minimizando el riesgo de sacar los brazos y reduciendo los desplazamientos cervicales. El sistema, en caso de un golpe, absorbe la energía y distribuye la fuerza del impacto. Sin este cojín, el sistema de retención puede ser utilizado para el grupo 2.
Otros dispositivos de protección
Cada fabricante incorpora sus propios desarrollos en sistemas de protección, como son los protectores cervicales, los protectores de impacto lateral, los reguladores en altura del reposacabezas, etc. Pregunte en su centro por la seguridad de su sistema, y equipe siempre las que hayan obtenido los mejores resultados en materia de seguridad.