miércoles, 2 de julio de 2014

BICICLETA Y CIUDAD UNA CUESTION DE PERCEPCION

bicicleta ciudad
A veces tenemos la sensación de que ir en bicicleta por la ciudad es peligroso, al principio y una vez tomada la decisión de que la bicicleta va ha ser nuestro medio de transporte para movernos por la ciudad, esta va ser la misma que hasta ahora dominábamos y conocíamos, en vehículo, las menos veces a pie y en transporte público, una vez que sales a ese mundo que hasta ahora pensabas que conocías, puede que te sientas un poco extraño.
Sobre la bicicleta te sientes frágil, pequeño y demasiado sensible, en un ambiente que se ha vuelto de repente hostil, el escenario donde ahora te mueves, el asfalto, cemento y hormigón combina mejor con los vehículos en los que hasta ahora te has desplazado, incluso no era tan agresivo cuando te desplazas a píe, ahora te parece hecho para los vehículos de hierro que se desplazan con prisas y de manera agresiva, está claro que se sienten los dueños del territorio y sus ocupantes no parecen de la misma especie que tu.
Asusta el primer día que decidimos ir en bicicleta por la ciudad y los que vienen después también, no hay que olvidar que el trafico es algo vivo, una misma ciudad, a una misma hora en días diferentes cambia en cuanto a los vehículos que se desplazan. El ser humano cuanto más miedo tiene al entorno más agresivo lo percibe, si a eso le sumamos una cierta inexperiencia a la hora de desplazarnos en el nuevo medio de trasporte, nos volvemos más torpes a la vez que peligrosos.
Es por eso que hay que tener siempre presente que estamos en nuestro sitio y que a pesar de ser una forma de desplazamiento relativamente nueva (en cuanto a su presencia en nuestras ciudades), los que se desplazan en bicicleta tienen tanto derecho a utilizar las calles como el resto de los vehículos, por eso cuanto antes este esto presente antes dejaremos de convertirnos en un peligro ya sea hacia nosotros mismos o hacia el resto de los usuarios, hay que cambiar el miedo por seguridad e integrarse dentro del paisaje cotidiano de nuestras ciudades.