jueves, 25 de septiembre de 2014

EDUCACION VIAL TAMBIEN EN LOS APARCAMIENTOS PÚBLICOS Y CENTROS COMERCIALES

Pese a que puedan parecer espacios relativamente seguros, donde los coches circulan a velocidades reducidas, los garajes y aparcamientos pueden llegar a ser una fuente de peligro, sobre todo para los más pequeños. La escasa visibilidad existente por la gran cantidad de vehículos estacionados, unida a la reducida altura de nuestros hijos, puede provocar que otros conductores no perciban la presencia de los niños.

Por ello, es necesario tomar dos sencillas medidas de seguridad cuando acudimos con menores a este tipo de equipamientos:
1.- Debemos dejarles claro que no pueden caminar solos y que los garajes no son un lugar para jugar. Es conveniente que los pequeños se desplacen siempre de la mano de sus padres, madres o tutores, que, en cualquier caso, nunca les deberán de perder de vista.
2.- Es importante que les transmitamos a nuestros hijos e hijas que sólo se baja del coche cuando sus progenitores ya están desmontados. Hay que enseñarles que nunca deben situarse detrás de un turismo, porque éste puede dar marcha atrás de forma repentina, al no advertir al pequeño por su corta estatura.