jueves, 23 de octubre de 2014

MOVERNOS A PIE.

caminar
Todos somos, ante todo, peatones. El rasgo más característico de los humanos es la capacidad que tenemos de desplazarnos sobre las dos extremidades inferiores; o sea, de caminar. Ir a pie es un hecho natural y una actividad saludable. 

Ir a pie es el medio de transporte más eficiente después de la bicicleta, aunque a diferencia de los usuarios de este medio de desplazamiento de dos ruedas, el peatón no necesita otra cosa que sus piernas. 
Caminar consume mucha menos energía que ir en autobús, ciclomotor o coche si tenemos en cuenta el consumo de combustible que hace el vehículo para transportarnos. Sólo hay que comer bien y suficiente porque la caminata no agote nuestras fuerzas. 
Caminar permite, a la vez que hacemos ejercicio, disfrutar del patrimonio arquitectónico y artístico de la ciudad, de la complejidad de la trama urbana, o de la diversidad botánica y de la fauna de los parques y jardines.
Los beneficios de caminar: para la salud, la economía, el ambiente, la convivencia...
  • Contribuye a mejorar la condición física y la salud de la persona, y el riesgo de lesiones es muy bajo. 
  • Es una actividad fácil de hacer que se puede practicar en cualquier momento del día y en cualquier época del año. 
  • No se necesita material deportivo complementario; sólo hay que llevar vestuario y calzado adecuado y confortable. 
  • No hacen falta instalaciones específicas para practicarla. 
  • Contribuye al ahorro energético. 
  • No produce ruido ni contamina. 
  • No cuesta dinero. 
  • Fomenta el mejor conocimiento de la ciudad. 
  • Favorece las relaciones sociales y la convivencia.