martes, 4 de noviembre de 2014

EL LENGUAJE DEL TRAFICO

señales
El tráfico tiene su propio código, sus signos, sus símbolos, su lenguaje, su sintáctica, su semiótica, su señalética y, al igual que el habla es la concreción del lenguaje, nuestro estilo de conducción es el lenguaje del tráfico puesto en práctica, que cada quien resuelve según sus peculiaridades.
El tráfico es uno de los ejemplos más claros y precisos de la utilización de lenguajes no verbales en nuestra sociedad, mezclándose en él distintos tipos de lenguajes: gestual, iconográfico, visual y sonoro, que soportan una información importante a la hora de compartir el uso de las calzadas.
Dentro del lenguaje gestual se encuentran tanto los movimientos con los brazos que realizan los agentes al dirigir la circulación, como los que realizan los conductores de bicicletas y ciclomotores o motocicletas.
En el bloque de señales luminosas y se incluyen los semáforos, los sistemas de alumbrado y señalización óptica de los vehículos. 
En el bloque de las señales acústicas, los sonidos de emergencia, el claxon, las señales sonoras de los agentes.