martes, 29 de septiembre de 2015

COMO UTILIZAR EL CARRIL BICI.


Un buen diseño del carril bici mejora la circulación de los ciclistas y hace que la seguridad se incremente.

Los carriles bici deberán tener el espacio mínimo necesario para cada ciclista.
Los efectos climáticos pueden tener consecuencias sobre el carril bici y empeorarlo, por lo que una buena conservación y mantenimiento del mismo es fundamental para incrementar la seguridad de sus usuarios.
La señalización en estos carriles deberán ofrecer soluciones seguras en intersecciones, ya que es un punto complicado para los ciclistas, además de tener una señalización clara y visible.

Consejos a tener en cuenta a la hora de circular por el carril bici

  • No se debe circular con sueño ni cansancio. La somnolencia aumenta sensiblemente el tiempo que tardas en reaccionar ante los estímulos en el tráfico y hace más difícil mantener tu concentración en el tráfico. Con somnolencia, los músculos se relajan, por lo que se producen alteraciones motoras, provocando que los movimientos sean más lentos, y se realicen con tendencia automática. Aparecerán los microsueños, pequeños períodos de tiempo donde te quedas dormido y permaneces ajeno a lo que ocurre en el tráfico. Por último, la somnolencia hace que puedas captar peor o de una manera incorrecta las señales, las luces, los sonidos, etc.
  • Lo más recomendable es circular por el centro del carril. De esta manera se evitan imprevistos. En calles estrechas donde haya circulación es donde hay que tener más en cuenta este aspecto, ya que se incrementan las posibilidades de tener algún susto inesperado.
  • Señalizar las maniobras. Observar, señalizar con el brazo y ejecutar la maniobra son tres aspectos fundamentales antes de realizar tus movimientos en la bicicleta. Esto hace que los demás conductores que están próximos sepan cuales van a ser nuestro siguientes pasos en todo tipo de intersecciones.
  • Respetar las señales y las normas de tráfico. Circular por el sentido adecuado, respetar las señalizaciones, semáforos, pasos de cebra, etc. es fundamental para incrementar la seguridad en los carriles bici.
  • Especial atención a la velocidad. Al igual que los demás conductores, los ciclistas deben llevar una velocidad moderada y adaptada a las circunstancias de cada momento.
  • Debemos hacernos ver y avisar de nuestra presencia. Utilizando prendas de colores llamativos o con elementos reflectantes, luz trasera roja y luz delantera blanca, además de catadióptricos en las ruedas los usuarios de bicicletas son mucho más visibles.
  • Seguridad ante todo para evitar todo peligro. El uso del caso, no beber, bajo los efectos del alcohol y no utilizar el móvil ni los auriculares mientras utilizamos la bicicleta son aspectos fundamentales para nuestra seguridad en la bicicleta.