jueves, 1 de octubre de 2015

SMARTPHONE Y PEATONES.

El smartphone se ha convertido en una herramienta cotidiana de nuestras vidas.
Esto ha cambiado numerosos aspectos de nuestra vida. La comunicación con los demás, la realización de tareas cotidianas o incluso la manera de ver el mundo han cambiado debido a esta pequeña pantalla. Estas operaciones, realizadas anteriormente de una manera manual, actualmente pueden convertirse en un riesgo cuando recorremos las calles de nuestra ciudad.
Desde una perspectiva “usuario-peatón” hay que cuestionarnos si realmente utilizamos este aparato de una manera correcta. La utilización del móvil puede provocar despistes aumentando exponencialmente los accidentes de peatones. 
Cuando cruces por la calle, deja el móvil.
El hecho de cruzar por un paso de peatones puede convertirse en una acción peligrosa si no se realiza de una forma correcta. Por esta misma razón hay que tener en cuenta una serie de pautas al cruzar la vía. Hay que recordar que solamente se debe hacer por las zonas habilitadas para peatones y mirar siempre a ambos lados de la carretera, además de no aislarnos del entorno con el uso del móvil y auriculares. Esto último puede hacer que perdamos la perspectiva del lugar de donde nos encontremos y no detectar posibles situaciones de peligro que se puedan dar.
Enviar mensajes de texto, el uso de auriculares, acceder a las redes sociales, realizar fotografías o vídeos son algunas de las distracciones más frecuentes que sufrimos como peatones al utilizar el móvil. Estas acciones se han convertido en una práctica habitual en nuestro día a día, sin embargo, hacerlo por la calle, mientras caminamos, entraña algunos riesgos de los que no somos suficientemente conscientes.
CUANDO VAYAS A CRUZAR LA CALLE, DEJA EL SMARTPHONE Y… 
  • Recuerda hacerlo sólo por las zonas habilitadas para peatones. 
  • Pon atención a las señales de tráfico que encuentres en el camino. 
  • Mira siempre a ambos lados antes de cruzar. 
  • No te aísles del entorno con los auriculares